Descubrir ...

Cerdeña posee una magnífica flora mediterránea : colinas cubiertas de maquis, montes y valles ideales para dar vueltas o hacer senderismo.
Algunas especies salvajes siguen viviendo en este medio natural, le asombrará encontrarse con algunos jabalíes, burros blancos, flamencos rosas o incluso majestuosos buitres de más de 2 metros de ancho...

A la vuelta del camino podrá admirar los famosos nuraghi : aquellos monumentos megalíticos que servían de torre de guardia o incluso de vivienda
¡La cultura sarda y la amabilidad de los habitantes le conquistarán! El ambiente festivo, pero también la gastronomía sarda con sus platos típicos a base de cochinillos, corderos y cabritos perfumados con tomillo, romero y algún que otro aliño.




Su viaje a Cerdeña en imagen